3 claves para planificar tu próximo año de trabajo 📅





Estamos cerrando un año desafiante por demás y, si bien tenés muchas ganas de tirar la toalla en la playa, llegó el momento de planificar el año que viene. De esta forma vas a empezar ordenada y enfocada para hacer rendir al máximo tu tiempo y tus recursos.


1. Revisá tus objetivos del año en curso.


Hacé un balance de los objetivos propuestos de este año que se va terminando. Fijate cuales cumpliste, cuáles no, qué funcionó bien y qué hay que mejorar. Revisalos con ojo crítico, pensá si alguno de los objetivos que no cumpliste se debió a la situación de pandemia, a que era poco realista, a que no era relevante para tu negocio o que querías alcanzarlo pero no llegaste.


Respecto a los que cumpliste, también tenés que hacer el mismo trabajo. Pensar si fueron realistas, si fueron relevantes para el desarrollo de tu emprendimiento, etc. Ahora que ya tenes un panorama de lo que fue el año que se va y cuales son los puntos fuertes para hacer que tu negocio crezca llega el momento de pasar a la segunda etapa.


2. Pensá los objetivos del próximo año.


El dicho “El que mucho abarca poco aprieta” funciona a la perfección para esta instancia. Tenés un millón de ideas, pero este es el momento de hacer foco y elegir los dos o tres pilares a desarrollar el año que viene. Los objetivos no tienen que ser enormes como por ejemplo: lanzar una línea de productos nueva. Pueden ser tan simples como: mantener la presencia en redes al menos 3 días a la semana creando contenido que aporte valor a mi comunidad.


Para hacer tus objetivos del año que viene nosotras armamos un recurso gratuito de objetivos SMART que podés descargar acá. Recordá que tus objetivos tienen ser específicos en términos de: medición (debés poder medir su progreso), tiempo que te llevará concretarlos y recursos que necesitarás para hacerlo.


Volvemos a recalcar la importancia de hacer foco en este paso, ya que si querés abarcar mil proyectos a la vez te vas a encontrar saturada en Julio y para fin del año que viene te vas a dar cuenta que muchos de esos proyectos no se pudieron concretar por falta de tiempo, recursos y/o energía.


“Un plan no es nada, pero la planificación es todo”. D. Eisenhower

3. Calendarizá todo para que no quede en el aire


Cuando en noviembre dijimos que teníamos pensados todos nuestros recursos gratuitos hasta mayo del año siguiente nos preguntaron cómo hacíamos. La realidad es que fuimos pensando ideas de cosas que nos sirven a nosotras y sugerencias que nos fueron haciendo personas de nuestra comunidad. ¿El resultado? Hasta dentro de 6 meses tenemos todos los recursos gratuitos pensados y eso nos libera la cabeza para pensar en otras cosas.


La planificación anticipada es clave para que puedas trabajar con la cabeza despejada y con tu atención 100% en lo que estás haciendo en vez de tener que estar apagando incendios 🔥. Por eso ahora llegó el momento de desprender de tus objetivos las tareas que tenés que llevar a cabo para concretarlos. Usando Google calendar, Trello, Asana o la agenda de papel más linda que te hayas comprado, agendá los deadlines (fechas límite en criollo) para cada una de esas tareas que tenés que llevar a cabo.


De esta forma te vas a dar cuenta si tu año está equilibrado para poder hacer todo lo que tenés en mente y vas a empezar los meses sabiendo qué objetivo estás persiguiendo en vez de ir para donde te lleve el viento.


“Un objetivo sin un plan es solo un deseo”

Te deseamos un nuevo año lleno de proyectos, productividad y foco 🥂.


Ceci y Jesu 👯‍♀️

Entradas Recientes

Ver todo