Engagement: Cómo crear conversaciones reales.



Nos están preguntando mucho sobre el #engagement y cómo hacer para crear conversaciones reales en sus cuentas. Lo primero que te vamos a preguntar es, ¿estás escuchando a tu comunidad? Y lo segundo, ¿te estás tomando el tiempo de responderle para generar una conversación?


Vemos cantidades de técnicas circulando para “hacerle trampa” al algoritmo (no nos hagas hablar de los grupos de engagement porque 🤬) y cuando quienes aplican esas técnicas ven cuentas que funcionan se preguntan cuál es el truco. El truco es que… NO HAY TRUCO, sólo hay trabajo duro detrás.


Las que nos leen y escriben a diario sabrán que prestamos mucha atención a lo que nos dicen (y si crees que no, plis levantá la mano que somos humanas y podemos cometer errores, pero nos gusta charlarlo 😉). Cada vez que recibimos un comentario o mensaje privado, nos tomamos el tiempo de leerlo a conciencia parar responderte de manera personalizada y que cubra tus expectativas. Si no sabemos algo, intentamos averiguarlo y ayudarte. Si nos pedis un servicio que no ofrecemos, te damos una recomendación. Nos gusta que la charla sea fluida, personalizada y conocerte cada vez un poco más a través de lo que nos contas.


Pero mi comunidad está compuesta por miles de personas, ¿cómo hago para conocerlas a todas?, pensarás. En su libro “Bird by bird” de Anne Lamott cuenta que su hermano tenía que escribir un reporte sobre aves y que lo dejó para último minuto. Presa de la desesperación, ante la tarea titánica que tenía enfrente y el poco tiempo para hacerlo, le pregunta a su padre cómo iba a lograrlo. Su padre le respondió sencillamente: Bird by bird (ave por ave). Nosotras nos tomamos el tiempo de ir conociéndolas una a una. Claramente no conocemos a todas (aunque nos encantaría), pero si a aquellas que se toman el tiempo de hacernos un comentario, de enviarnos un mensaje privado, de hacernos consultas y hasta de pedirnos presupuestos.


En nuestro caso hay muchas emprendedoras que nos contactan desde su cuenta de emprendimiento. ¿Sabés que es lo primero que hacemos? Vamos a su perfil a ver si tienen su nombre personal en la bio, y si no lo tienen es lo primero que les preguntamos. No queremos hablar con el Emprendimiento X, queremos hablar con Sofía, Laura, Lorena o cualquiera sea tu nombre. Eso ya le da otra familiaridad a la conversación. ¿Por qué te pensas que en Starbucks te piden tu nombre para ponerlo en el vaso en vez de asignarte un número de turno?


Conversá con ganas, interesate por lo que tu comunidad te quiere decir. Preguntales que quieren. Nosotras hemos sacado ideas geniales de posteos que no se nos hubieran ocurrido y surgieron de seguidoras que nos hicieron una consulta. No lo hagas para cumplir o engañar al algoritmo. Hacelo porque esa gente que está del otro lado es la base de tu negocio, sin ellos tu emprendimiento no existiría.


Si haces esto, te podemos asegurar que lo que das vuelve multiplicado por 1000. Y no sólo en ventas. Nuestra misión es darle herramientas a mujeres emprendedoras para que puedan hacer crecer su marca. Todo muy lindo en el papel, pero cuando de verdad la magia sucede y nos llegan mensajes como este:



Nos volvemos locas de alegría. Solemos compartirnos los mensajes que nos envían por privado porque queremos asegurarnos que los leímos las dos. Para nosotras cada una de ustedes que están atrás de un número de seguidores, no son un número. Son una persona a la que nos esforzamos por conocer cada día más.


Entonces para resumir:

  • Personalizá, pasá de hablar con la Persona X a llamarla por su nombre.

  • Practicá la escucha activa (o la lectura activa). Asegurate de entender el pedido o consulta de quién te está escribiendo para poder responderle.

  • Poné toda tu empatía en acción. Conversales como te gustaría que otras marcas conversen con vos como clienta.

  • Preguntales qué quieren. Algunos van a decidir guardárselo pero siempre hay quien está dispuesto a dar su opinión. Esos son tus mejores aliados.

  • No hay consultas o preguntas tontas. Aunque lo hayas explicado 100 veces, aunque esté en tus historias destacadas, cada contacto es una nueva oportunidad para iniciar una conversación, no la desperdicies.

  • A los emojis no se les contesta con más emojis. Cuando alguien te deja un Emoji en tus posts, hacele una pregunta para iniciar una conversación real. En un 90% de las veces vas a lograr una respuesta en texto y probablemente la próxima vez que comente lo haga expresando una idea.

  • Se trata de ellos y no de vos. Ponelos siempre en el foco. Si haces un post sobre una temática y te comentan algo del estilo: “Genial” o “Estoy de acuerdo”, no les contestes gracias. Preguntales cuál es tu punto de vista o experiencia en el tema. Esos son disparadores de conversaciones.

No hay trucos ni grupo de engagement que le gane a las relaciones reales. Escuchá, preguntá, interactuá y personalizá. Si te tomas el tiempo de hacer todo esto creenos que tu comunidad va a empezar a hablar con vos. ¡Promesa de girl scout!

¿Qué es lo que más te cuesta de vincular con tu comunidad? Contanos que te ayudamos a superar esa barrera.

196 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo