¿Sos tu prioridad #1? 🥇



Ayer dimos una charla para un grupo de mujeres y en esa charla hablamos sobre la importancia de saber decir que NO (que fue la segunda nota de este blog y podés leerla acá).


Resulta que conversando sobre cómo cuesta pronunciar ese monosílabo, dijimos que al hacerlo nos estamos priorizando. Es decir, estamos declinando demandas de los demás que no nos gustan, convencen o suman, para decirnos que si a nosotras mismas. En pocas palabras nos ponemos en el centro del eje.


Ante esta declaración recibimos varios mensajes de mujeres que decían que ellas siempre se dejaban para lo último, que les costaba priorizarse, que les daba culpa decir que no a otras personas y no satisfacer sus demandas. ¿En qué momento dejamos de escuchar lo que queremos para darle más prioridad al afuera? Te lo preguntamos y nos lo preguntamos.


Priorizarnos no nos hace egoístas, al contrario. Cuando elegimos priorizarnos estamos eligiendo cuidarnos y estar bien, eso es ser más funcional a los demás que cuando estamos detonadas (si es que esa es tu preocupación). Cuando yo era chica (Jesu) en mi familia la situación económica era muy ajustada, un día mi papá le propone salir a un restaurant a mi mamá (aclaro que por esa época se salía en contadas ocasiones, a diferencia de ahora). Mi mamá le responde que uno de nosotros necesitaba zapatillas porque las tenía hechas bolsa, acto seguido mi papá (quien siempre nos dio todo y más) le contestó: «Si yo trabajo todo el día y no puedo salir a comer con vos una vez, no me sirvo a mí, no te sirvo a vos y no le sirvo a los chicos. Las zapatillas las compramos el mes que viene.»


Esa anécdota me quedó grabada y me enseñó a priorizarme. Me enseñó que ser madre no significa dejarme de lado, sino que tengo que liderar con el ejemplo. Que, en mi caso, hay dos personitas que se están formando y que miran cada uno de mis movimientos. Que importa lo que digo, pero que importa mucho más lo que hago.


Entonces, te volvemos a preguntar: ¿sos tu prioridad #1? Es importante, porque el cuidado que vos no te des no te lo va a dar nadie. Porque a pesar de que estés rodeada de gente que te ame, la primera que se tiene que amar sos vos.


Capaz estabas esperando un tip de marketing digital, contenidos o redes y nosotras te trajimos esta avalancha emocional. Pero hoy nos pareció más importante pedirte que te priori